Tema del mes: La Evolución es un Plan Inteligente

Diciembre 2015

(Los humanos) son seres transitorios. No son la evolución máxima. El paso (de humano a súper humano) es el próximo logro en la evolución de la Tierra. Es inevitable porque es resultado de la intención del espíritu interno y la lógica del proceso de la Naturaleza.

-Shri Aurobindo

No existe ni la evolución ni el destino, sólo el Ser y Estar. 

-Albert Einstein

En los mitos de la creación de los Masái (Kenya/Tanzania) se habla del Dios Nigai que envía a sus vacas para que pueblen la Tierra, para después enviar a los Masái para cuidarlas y arrearlas, y depender también de su sangre y leche para sobrevivir. Nuestro amigo Masái nos contó que no ha pasado un momento en el que las vacas y los humanos han dejado de convivir en la Tierra. Insiste que no existen relatos antiguos en los que no se encuentren vacas conviviendo en la misma forma que lo hacen ahora. Me dio curiosidad y empecé a buscar hechos arqueológicos que mostraran cuándo aparecieron las vacas en África. El supuesto progenitor de las vacas se llamaba auroch y la evidencia más antigua de su existencia se remonta a la India, hace unos 2 millones de años. El auroch migró de Europa a África hace unos 270,000 años y formó una nueva subespecie. Se cree que las primeras familias que vivieron en África lo hicieron hace unos 6 ó 7 millones de años. ¡Parece ser entonces que los humanos llevan más tiempo en la Tierra que las vacas! La evidencia histórica proviene de varias técnicas de datación y algunos fósiles, pero en ambos casos –los aurochs y los humanos de hace 2-7 millones de años no se asemejaban a los humanos y las vacas de hoy- ¡sin duda han cambiado! En el mito de los Masái tanto los humanos como las vacas llegan en su forma actual y han permanecido así hasta ahora. 

En el debate de la evolución y la creación, ambos lados consideran que la postura contraria es absurda. Nuestro amigo Masái no podía concebir ninguna otra posibilidad que no fuera el mito con el que creció, y en el que basaba sus creencias. Aún más, considerar alguna otra teoría era simplemente algo impensable. En lo personal, me es difícil creer que los humanos y las vacas llegaron juntos y no han cambiado hasta ahora. 

En la filosofía Sankhya la palabra parinama se usa para describir el desarrollo del universo. Los Dashavatara, 10 principales avatares de Vishnu, podrían simbolizar una secuencia de progresión evolucionaria que pasa por un pez, un jabalí, un hombre-león, un enano, y el resto son humanos. En el Ramáyana encontramos especies de primates con inteligencia humana, los Váranas

Nuestro universo en expansión parece indicar un momento de creación, un Bing Bang. ¿Podrían ser ciertas ambas ideas? Es decir, ¿un momento de creación y un aspecto integral de esa progresiva creación llamado evolución? Un nuevo paradigma conocido como “diseño inteligente” describe a la evolución como una secuencia muy ordenada y dirigida de cambios que surgen de la inteligencia, en lugar de ser una serie de eventos aleatorios que pueden ser afortunados o desafortunados y que conllevan cambios en el ambiente y sus organismos. Esta idea trata de incorporar tanto al dios de los que postulan la creación, y la observación de los que postulan la evolución. 

Hay quienes creen que el siguiente paso en la evolución de la conciencia humana será el transferir nuestra conciencia del cuerpo físico a computadoras inmortales. Ya vemos partes del cuerpo y del cerebro que se reemplazan con partes operadas por computadoras. Algunos dicen que muy pronto la inteligencia de las computadoras superará a la de sus creadores humanos –volviéndolos obsoletos. ¿Estamos presenciando la evolución? ¿O estamos siendo descartados en el proceso evolutivo? Stephen Hawking dijo, “La inteligencia artificial bien podría anunciar el final de la raza humana”. Él cree que algunas súper computadoras podrían desarrollar nuevas armas para aniquilarnos. 

Pero dejando los cuerpos y la inteligencia de lado por ahora, el tema central aquí es preguntarnos si la conciencia en sí evoluciona. Desde un punto de vista espiritual, la Conciencia no puede evolucionar porque ya está completamente desarrollada. Sin embargo, la Conciencia está obstruida o cubierta con ignorancia. A medida que disminuimos esta ignorancia (avidyá) entonces involucionamos y se revela esa Conciencia en su totalidad. Esta evolución de la Conciencia a través del yoga se simboliza con la ascensión de la serpiente Kundalini que viaja de la base de la columna al chakra de la coronilla. Este viaje ascendente en espiral es la verdadera historia de la evolución, spanda. Es mucho más que partes automatizadas para nuestros cuerpos ¡es la iluminación!

-Diciembre 2015 – David Life

Más temas:

Yoga Puebla